Othon Anastasakis

 

Anastasakis

Othon Anastasakis, Director de estudios del sudeste europeo en la Universidad de Oxford

Othon Anastasakis es Director de estudios del sudeste europeo en la Universidad de Oxford, y Director del Centro de Estudios Europeos. Estudió Economía en la Universidad de Atenas, Política Comparada y Relaciones Internacionales en la Universidad de Columbia,  y obtuvo su doctorado en Gobierno Comparado por la London School of Economics. Anteriormente fue investigador en la London School of Economics; Profesor de la Escuela Nacional de Administración, en Atenas.

Ha escrito extensamente sobre los regímenes autoritarios, la extrema derecha europea, la ampliación hacia el este de la UE, las relaciones entre la UE y los Balcanes, y la política exterior griega. Su enfoque actual está en la democratización y la transición en los Balcanes y la adhesión de Turquía a la Unión Europea.

Othon Anastasakis participó en la mesa de debate “La construcción de Europa”, el jueves 13 de marzo de 2014 a las 19 horas.

El profesor griego Anastasakis ha criticado las recetas de la troika europa

13 de marzo de 2014.- El profesor griego, Othon Anastasakis, ha descrito el gran impacto que ha tenido y tiene la crisis en su país, que es la cuna de la democracia pero a la que ha afectado en mayor grado por la debilidad interna de su gobierno.

La crisis ha provocado la humillación de los más débiles, la pérdida de puestos de trabajo, el aumento preocupante de suicidios entre sus ciudadanos debido a la situación que padecen de exclusión social.

La solución del gobierno tecnócrata no ha resuelto el conflicto económico y las condiciones impuestas por la troika no ha logrado resolver el desequilibrio creado.

Todo esto ha llevado al aumento de la criminalidad, al rebrote de la extrema derecha hasta convertir al partido que los representa en la tercera fuerza política del país.

El profesor ha criticado la discriminación ejercida sobre el sur de Europa a la que han convertido en la “oveja negra” del viejo continente.

Es muy difícil saber cuando Grecia podrá resolver la grave situación que padece por la alta presión a la que está sometida y la devaluación que registra su maltrecha economía.