Manuel Delgado Ruiz

Manuel Delgado Ruiz Antropólogo Universidad Barcelona Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona. Doctor en Antropología por la misma universidad. Estudios de tercer ciclo en la Section […]

Manuel Delgado Ruiz

Antropólogo Universidad Barcelona

Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona. Doctor en Antropología por la misma universidad. Estudios de tercer ciclo en la Section de Sciences Religieuses de l’École Pratique des Hautes Études, Sorbona de París. Desde 1986 es profesor titular de Etnología religiosa en el Departamento de Antropología Social de la Universitat de Barcelona. Es coordinador del doctorado Antropología del Espacio y del Territorio, miembro del GRECS (Grup de Recerca en Exclusió i Control Socials) de la Universitat de Barcelona y del Grupo de Trabajo Etnografía de los Espacios Públicos del Institut Català d’Antropologia.

Ha trabajado especialmente sobre la construcción de las identidades colectivas en contextos urbanos, tema en torno al cual ha publicado artículos en revistas nacionales y extranjeras. Además es editor de las compilaciones Antropologia social (1994), Ciutat i immigració (1997), Inmigración y cultura (2003) y Carrer, festa i revolta (2004), así como autor de los libros Ciudad líquida, ciudad interrumpida (1999), El animal público (Premio Anagrama de Ensayo, 1999), Luces iconoclastas (2001), Disoluciones urbanas (2002), Elogi del vianant (2005), Sociedades movedizas (2007) y La ciudad mentirosa (2007).

 

Manuel Delgado intervino en la mesa de debate “Movimientos ciudadanos” el sábado 24 de Marzo de 2012.

“Las movilizaciones se hacen en la calle te convoquen por teléfono o por Internet”

*El antropólogo Manuel Delgado asegura que las revueltas sociales siempre han existido, las redes solo son el instrumento de la convocatoria

 

El antropólogo de la Universidad de Barcelona, Manuel Delgado si bien asegura que no se puede negar la importancia de las redes, si que se les ha dado una importancia un poco exagerado.

“Creo que lo que si están haciendo es acelerar lo que ya estaba ahí. La movilización, la revuelta ya existía, eso si, twitter lo ha acelerado si hablamos de la primavera árabe”.

Pero, no hay que olvidar que a lo largo de la historia e incluso en los últimos años, ha habido  movilizaciones multitudinarias. “Ya en los años 50 hubo movilizaciones que pararon Barcelona a través de escritos difundidos en los buzones”, apunta Delgado.

“Las protestas se hacen en la calle, hay que salir para protestar ya te hayan convocado por teléfono, por Internet o por viva voz”, explica el antropólogo.

“Los  individuos y las calles son los protagonistas”. Delgado ha reivindicado la importancia del sitio, del lugar donde dos personas quedan o el lugar elegido para una convocatoria. ”Es decir, un  lugar, el adecuado,  elegido por personas. Eso es una movilización, bajar a la calle”.